,

Cómo Hacer Carteles Publicitarios

La impresión de carteles publicitarios

Desde hace siglos la impresión de carteles ha jugado un rol principal en la propaganda ideológica y en la promoción de productos y eventos de todo tipo. Los carteles publicitarios son un elemento clásico de la comunicación visual.

Algunos datan el origen de los carteles en las civilizaciones griega y romana, aunque fue el descubrimiento de la litografía por  Alois Senefelder en 1798  y su posterior perfeccionamiento por Jules Cheret, lo que posibilitó la extensión del cartel con fines publicitarios en el siglo XIX, con cultivadores tan ilustres como el mismísimo Toulouse-Lautrec y otros insignes representantes del movimiento “Art Nouveau” como el checo Alphonse Mucha.

carteles publicitarios

Hoy en día multitud de empresas y entidades confían la difusión de sus eventos al cartel publicitario: asociaciones, partidos políticos, plataformas cívicas encuentran en el cartel publicitario un gran aliado en la difusión de eventos tales como conferencias, presentaciones de libros, exposiciones de todo tipo… las ferias y otros eventos locales se apoyan también en los carteles como medio para darse a conocer.

Y es que los carteles presentan grandes ventajas en este sentido ya que por un precio muy económico consiguen llegar a un público relevante. ¿Y no es éste el deseo de cualquier responsable de marketing?

Para maximizar el impacto de nuestros carteles publicitarios tenemos que tener en cuenta 3 aspectos:

1) La ubicación del cartel

2) El diseño gráfico del mismo

3) La confección física del cartel

Es obvio decir que la ubicación es fundamental para la efectividad de los posters publicitarios: si no se colocan en lugares de paso de nuestro público objetivo… no cumplirán con su cometido, por muy grande y atractivo que sea el cartel.

En cuanto al diseño, los carteles sean posiblemente la pieza gráfica en la que la creatividad juegue un papel más determinante: se trata de atraer la atención hacia el cartel, atención que se mantendrá sólo durante unos segundos, así que no es suficiente con que el diseño sea agradable… debe ser impactante. Mira por ejemplo estos espectaculares diseños de carteles.

carteles publicitarios originales

Pero dejemos que sean los propios diseñadores quienes nos ofrezcan sus mejores consejos: Todo lo que deberías saber sobre los carteles

Por último (pero no por ello menos importante) es necesario tener en cuenta algunas recomendaciones en el momento de realizar la producción física del cartel. Nos ceñiremos a los carteles impresos sobre papel por ser los más habituales, aunque hoy en día el papel no tiene la exclusividad como soporte de este tipo de producto.

Cómo hacer carteles publicitarios: Recomendaciones de producción

La preimpresión: Tipo de archivo, sangrado y resolución de las imágenes

Como en cualquier trabajo que se lleva a una imprenta, el archivo informático de tu cartel deberá cumplir una serie de requisitos: hoy en día casi todas las imprentas trabajan a partir de archivos PDF, por lo que es importante conocer los errores más frecuentes al llevar un PDF a la imprenta.

El Formato

El tamaño deberá estar en función del uso que se le va a dar. Hay que considerar que el cartel debe ser efectivo, es decir, debe transmitir correctamente el mensaje para el cual ha sido diseñado, teniendo en cuenta las condiciones ambientales en las que va a ser visualizado por el público objetivo.

A nivel de precio de impresión, los formatos estándar suelen optimizarlo, ya que disminuyen el volumen de papel desperdiciado en el proceso de producción.

La Impresión

La impresión más comúnmente utilizada es la cuatricromía (CMYK), ya que permite la reproducción de imágenes a todo color. Sin embargo, en el ámbito de la cartelería publicitaria es muy habitual también la aplicación de tintas planas (también llamadas tintas directas o “pantone”) en tipografías y fondos de color, ya que estas tintas permiten obtener tonos irreproducibles mediante cuatricromía.

Aunque lo más habitual es que la impresión de los carteles se haga sólo por una cara (se supone que por la otra van pegados a una pared) nada impide que puedan ser impresos por las dos caras (de hecho, esta es una característica muy útil si el cartel va a colocarse sobre un cristal transparente).

El Tipo de Papel

También en función del uso que se le vaya a dar y el efecto que se desee conseguir, la gama de papeles sobre la que puede imprimirse un cartel es muy amplia: Desde un fino papel estucado brillante de 90 gramos hasta una cartulina gráfica de 300 gramos, pueden ser soportes válidos para un cartel, aunque habrá que tener en cuenta detalles como:

  • Si vamos a imprimir los carteles por las dos caras, no utilizar papeles finos que puedan transparentar
  • Si el diseño del cartel cuenta con grandes fondos de color, cuidado con el uso del papel offset ya que puede absorber tinta en exceso, y podrían “refrotar” unos contra otros y ensuciarse los carteles durante el proceso de transporte del trabajo.

En nuestra tienda online puedes encontrar la opción que mejor se adapte a tus necesidades para imprimir carteles. La gama de formatos disponible es muy amplia, desde el formato más pequeño (DIN A4) hasta el más grande (48 x 68 cm.), pasando por una escala de formatos intermedios.

La obtención de precios de carteles es extremadamente simple: en este vídeo de menos de 1 minuto verás que no tiene ningún secreto:


¡Te animamos a que lo pruebes tu mism@ accediendo a la sección de impresión de carteles de nuestro web-to-print!

Cómo Hacer Carteles Publicitarios
Valora el contenido