Cómo Encuadernar Libros: ¿Fresados, Cosidos o con Tapa Dura?


En contra de lo que algunos han venido proclamando durante los últimos años, los libros de papel siguen siendo la principal forma de consumo de libros. De hecho se hace cada vez más evidente que los soportes digitales no sustituirán al papel sino que lo complementarán para determinados usos, nada más. Es más, últimamente hemos visto en nuestro país cómo se incrementaba el número de editoriales independientes.

Si eres autor o editor independiente, en el momento de planificar un proyecto editorial te habrás planteado el tipo de encuadernación que quieres para el libro que vas a editar. Naturalmente hay disponibles muchas opciones, así que hemos pensado que sería una buena idea presentarte las ventajas e inconvenientes de las que, a nuestro juicio, le darán una calidad suficiente a tu libro: la encuadernación fresada pur, la encuadernación cosida y la encuadernación en tapa dura.

Encuadernación rústica fresada

Encuadernación de libros en rústica fresada

La encuadernación fresada recibe este nombre porque durante el proceso de encuadernado el lomo del libro se fresa es decir se “raspa” produciéndose pequeñas hendiduras en el papel que servirán para que en el proceso posterior de encolado, la cola penetre con más facilidad uniendo con más fuerza las hojas del bloque (tripa), así como el bloque con la cubierta.

Lomo fresado, antes de pegarle la cubierta.

La encuadernación fresada PUR es una variante de la fresada en la que se utiliza cola PUR, mucho más resistente que la cola EVA convencional.

El coste es más bajo que el de un libro encuadernado en tapa dura o en rústica cosida, y si se utiliza cola PUR se consigue una resistencia y durabilidad similares a las de la rústica cosida, aunque lógicamente, la protección del bloque de hojas es menor que en un libro encuadernado con tapa dura. El tiempo de producción es similar al de la rústica cosida, pero inferior a la tapa dura.

En este post te damos más detalles sobre la encuadernación fresada PUR.

Encuadernación rústica cosida

La encuadernación cosida se caracteriza porque los diferentes pliegos que formarán la tripa del libro no se cortan, como en el caso de la rústica fresada, sino que se alzan secuencialmente formando bloques de interior completos que a continuación se cosen entre ellos. Esta operación de cosido con hilo de los diferentes pliegos le confiere al libro una gran resistencia y durabilidad. Tras el cosido, la cubierta se adhiere con cola a la tripa, quedando el ejemplar acabado.

Encuadernación de libros en rústica cosida rústica

En este caso el coste es ligeramente superior al de un libro encuadernado en rústica fresada, aunque inferior a un tapa dura. Por el contrario, la resistencia y durabilidad son superiores a la rústica fresada pur. El tiempo de producción en este caso es parecido al de un libro en pur, e inferior al de un libro en tapa dura.

Encuadernación tapa dura

encuadernación tapa dura

La encuadernación de libros en tapa dura es la que mayor prestancia da a una obra, con la contrapartida de su coste más elevado. La principal diferencia respecto a la encuadernación en rústica es que en este caso la cubierta no es solamente un papel de mayor grosor sino que está formada por diversos elementos:

– Cartón rígido: Es la base de la cubierta y su grosor es de entre 2 y 2,5 mm.

– Forro: Recubre el cartón por la parte exterior. Se suele plastificar a fin de proteger la impresión durante el proceso de encuadernación.

– Guardas: recubren el cartón por la parte interior. Se trata de dos piezas dípticas diferentes: la primera une el cartón con la primera página del bloque de hojas, mientras que la segunda une el mismo cartón con la última página del bloque. En este esquema se ve mejor:

esquema tapa dura

El coste es superior a las anteriores opciones, pero no excesivo 😉 . La resistencia y durabilidad en este caso son máximas y dado que la confección de la cubierta requiere de una mayor cantidad de procesos, el tiempo de producción es ligeramente superior al de un libro en rústica (pero como podrás comprobar en nuestro web-to-print, los tiempos siguen siendo bastante ajustados).

En el enlace a continuación puedes ver lo fácil que es obtener precios de impresión de libros en nuestro web-to-print.