La producción del papel


Producción del papel

Una vez producida la pasta, la producción del papel se realiza en dos etapas: preparación de la pasta y en la maquina de papel.

producción del papel

En la preparación de la pasta, las fibras se baten para dar al papel propiedades especiales, como una resistencia y una unión óptima de las fibras. Ademas de la pasta, los ingredientes suelen ser: cola, carbonato clásico, colorante y un 99% de agua.

La producción del papel empieza introduciendo la mezcla de la pasta en la cabecera, que es el punto de partida de la máquina de papel, y se pulveriza sobre lo que se denomina malla. La sección de malla es básicamente el primer proceso de desecación y por vacío, reduciéndose considerablemente el contenido de humedad de la mezcla. Es también en la sección de malla donde el papel comienza a formarse y las fibras se orientan por si mismas en la dirección del rápido movimiento de la bobina de papel.

Desde la malla, la pasta todavía húmeda pasa a la sección de prensado, donde se seca aún más mediante presión entre cilindros y fieltros. La presión en la sección de prensado también influye en el volumen, la rigidez, la opacidad, la resistencia y la rugosidad del papel acabado.

La siguiente etapa es la sección de secado, donde el papel pasa sobre una serie de cilindros calentados con vapor, y la mayoría del agua restante se elimina. Solo ahora, después de la sección de secado en la que casi se ha eliminado toda la humedad, se puede usar el término papel en su verdadero sentido. Cuando el papel sale del secador previo, a menudo ya esta estucado. Estucado significa que se ha aplicado una fina película de un producto, normalmente almidón, para garantizar una mayor resistencia y aptitud para la impresión.

El papel pasa entonces al secador posterior manteniendo la misma alta velocidad, donde se seca tras haber añadido el almidón. Esta etapa se omite si el papel es de una calidad sin estucar.

Antes de que el papel esté completamente listo y enrollado en una gran bobina llamada bobina tambor, a menudo se calandra, se prensa entre cilindros, donde se aplica la presión y la fricción necesarias para lograr la suavidad de la superficie y el espesor final deseados. En la etapa final del proceso, el papel acabado se enrolla en grandes bobinas tambor y se corta después en bobinas mas pequeñas o en hojas.

El proceso completo en la máquina de papel -desde el estado de pasta hasta el papel acabado- dura poco tiempo, entre 10 y 30 segundos. Durante esta breve secuencia de acontecimientos, la pasta se seca y se convierte en papel. La máquina de papel es por lo tanto, simplemente, una máquina de desecación de gran tamaño.

Fuente: Volumen Art Workshop – Guía Munken de papel no estucado, de Munken – ©Artic Paper
www.arcticpaper.com