Mantenimiento web, la forma de conservar la calidad de tu página

Mantenimiento web, la forma de conservar la calidad de tu página
Si te parece interesante... ¡compártelo!

Para cualquier negocio que se precie, es importante contar con un diseño de una página web que consiga atraer la atención de clientes potenciales. La estética de una plataforma es fundamental, desde los colores, hasta las animaciones. El diseño de una web es fundamental para conseguir más visitas y escalar posiciones dentro de las búsquedas de Google. Esto también provoca un aumento de confianza considerable en los clientes, pues si se pueden manejar de forma sencilla y rápida en una plataforma, podrán realizar cualquier tipo de gestión que deseen, desde comprar cualquier producto o servicio, solicitar la consulta que deseen, o incluso recomendar la web con otra. Esto será fundamental también en cuanto a cuestiones de SEO se refiere, pues un buen diseño siempre constituirá la base de una página, ya que conseguirá ponerse en las primeras posiciones en las búsquedas de Internet y muchos más usuarios visitarán la plataforma.

Cuando un diseño es bueno, un usuario lo sabe, y se sentirá tan cómodo navegando que permanecerá en la página todavía más tiempo e incluso podrá recomendarla a otros. Sin embargo, tener un buen diseño web no lo es todo, pues una vez se ha conseguido obtener una buena estética para una plataforma, también será necesario que esta continúe funcionado correctamente a través de un mantenimiento web.

A día de hoy es fundamental que cualquier empresa cuente también con una plataforma digital a través de la cual los usuarios puedan navegar para buscar información, contratar sus servicios, etc. Una vez se ha creado esta página web, será fundamental revisarla de vez en cuando para comprobar que todo está en orden, que no hay problemas de acceso ni ningún fallo similar, y que los usuarios pueden navegar correctamente de forma rápida.

El mantenimiento web es un control periódico realizado a todos los ficheros, archivos, seguridad y estructura de la web, con el objetivo de comprobar que una página funciona correctamente, se encuentra actualizada, y además también cumple con los principios de usabilidad web. Este mantenimiento permitirá que los usuarios puedan navegar tranquilamente por la plataforma porque les resulte agradable y cómodo, y que también les deje con ganas de volver a visitarla. Estas cuestiones son fundamentales para conseguir el éxito de cualquier web.

Sin embargo, dicho mantenimiento también tiene un coste, y sus precios o tarifas siempre van a depender de una serie de factores que van ligados unos con otros. El primero, corresponde a las horas de trabajo, ya que depende de la experiencia que tenga el especialista encargado del mantenimiento web, el proceso se realizará en más o menos tiempo. Esto influirá en el precio final.

También será importante tener en cuenta la necesidad que tenga la web de mantenimiento, ya que si necesita cambios constantemente, el coste será más alto que si no requiere muchas modificaciones. Por supuesto, otro de los factores importantes que pueden determinar el precio del mantenimiento, es la complejidad del mismo. Dependiendo de lo compleja y elaborada que sea una página web, representa un mayor nivel de dificultad de mantener y de revisar, por lo que la tarifa también será mucho más elevada.

Otra forma de determinar cuánto cuesta el mantenimiento de una página web, es a través del alojamiento web. Esto es el lugar donde se encuentra almacenada la plataforma, por lo que el precio de la misma cambiará de acuerdo con el proveedor y la calidad del mismo. El dominio, que corresponde a la dirección en la que se encuentra alojada la web, también debe ser renovado al año, lo que supondrá una modificación en el precio también.

Una cuestión que tampoco se debe olvidar, es la realización de renovaciones de aplicaciones o plugins, de los cuales existen un gran número que son gratuitas. Sin embargo, todavía existen muchas de ellas por las que hay que pagar y que deben ser renovadas cada seis meses o una vez al año. El coste dependerá del plugin utilizado. Estos factores tendrán que tenerse en cuenta para calcular cuánto cuesta el mantenimiento de la web.

También los precios dependerán de cada profesional, y la labor que este tenga que realizar para llevar a cabo un mantenimiento web. El tiempo empleado para el diseño y mantenimiento de una web WordPress en este caso, puede oscilar entre 5 y 7 días. Precisamente en el caso del precio del mantenimiento de una web WordPress, al ser este bastante sencillo, presenta costes algo más bajos. Sus plugins y temas suelen estar actualizados de forma periódica, además de que se les añaden nuevas funcionalidades y solucionadores de los problemas que se van presentando.

Esta es la mejor forma de mantener los aspectos de la web cuando no se tienen los conocimientos necesarios, o el tiempo que se requiere para conseguir el mantenimiento adecuado. Dicho mantenimiento incluye actualizaciones de plugins, de WordPress, temas, copias de seguridad, soporte WooCommerce, mejora de la velocidad o restauración de copias.

Si te parece interesante... ¡compártelo!