7 Formas de Mejorar el ROI de un Catálogo Impreso

7 FORMAS DE MEJORAR EL ROI DE UN CATÁLOGO IMPRESO

¿Qué el papel está muerto? ¡Ni mucho menos! Hoy más que nunca el papel es un elemento primordial en el mix de comunicación de muchas empresas. Si bien es cierto que el empuje de la comunicación digital es muy grande, la comunicación impresa sigue siendo la más efectiva para promover las ventas en una gran variedad de sectores y tipos de producto a causa de la durabilidad inherente al medio y al prestigio que transmite. Hoy en día todo el mundo comunica online, por ese motivo precisamente ese canal ha dejado de ser diferenciador y por eso existe una oportunidad para los buenos catálogos en papel. El soporte impreso es cálido. Un buen catálogo en papel diferencia, comunica, impacta.

Si quieres llegar al corazón de tus clientes… ¡imprime catálogos!

Ten claro el objetivo

No nos engañemos. El objetivo final de tu catálogo es muy claro: aumentar las ventas. Cualquier otro objetivo (incrementar el conocimiento de marca, el engagement, etc.), está supeditado a las ventas generadas por el catálogo.

¿Cómo aumentar las ventas con un catálogo impreso? De esto vamos a hablar.

Son muchos los detalles que contribuyen a conseguir este objetivo final. Incluímos algunos de los más destacados a continuación, y esperamos que nos ayudes a completarlos en los comentarios.

Primero, planifica

Si no está a tu alcance no tienes por qué elaborar un estudio de marketing completo, pero sí es conveniente que antes de lanzarte a maquetar un catálogo tengas presentes algunos puntos de orientación al mercado como por ejemplo:

  1. A qué segmento de tu clientela te diriges (por nivel adquisitivo, edad, zona geográfica, etc).
  2. Cúales son los objetivos específicos que quieres alcanzar con este catálogo en concreto.
  3. De toda tu cartera de productos, cuáles vas a incluir para llegar al segmento elegido.
  4. Idea principal que quieres destacar a lo largo del catálogo (ahorro, calidad, sencillez de uso…)
  5. Cómo vas a medir el resultado de tu catálogo

Diseño y textos, alineados con tu objetivo

Según diversos estudios, los medios impresos son los que más confianza generan en el público. No estropees la excelente plataforma que un catálogo impreso representa para tus productos: cuida el diseño y la maquetación del catálogo tanto como puedas, y cuanto más “Premium” sea tu producto, más debes cuidar este aspecto. Un diseño de nivel te sitúa entre los actores principales de tu nicho de mercado.

Está demostrado que los catálogos que incluyen imágenes grandes, atractivas y de calidad, ofrecen mejores resultados. Potencia tus productos estrella, o aquellos que te dan más margen, con imágenes especialmente grandes y cuidadas. Si las ventas siguen la regla 80/20, el esfuerzo invertido en el contenido de tu catálogo debería aproximarse a esa proporción.

catálogo con imágenes grandes

Tu catálogo es una herramienta informativa para tus clientes, les debe resultar fácil encontrar lo que buscan, máxime hoy en dia, en que los usuarios están acostumbrados a la inmediatez de la búsqueda online. Por tanto, máxima usabilidad: Organiza claramente el contenido por categorías (por uso, por target, por familias de productos… pero que se entienda en un segundo cómo se organizó el catálogo).

Por otra parte, la maquetación también puede contribuir  a conseguir tus objetivos:

  • Los productos que más te interesa destacar, ponlos al principio del catálogo para maximizar su exposición…
  • Utiliza destacados y cajas de color para mostrar las ventajas de tus productos estrella.

Escribes para tus clientes, no para ti. A menos que tus productos sean muy muy técnicos y dirigidos a B2B, la mejor opción a la hora de elegir el tono de tus textos es que sean sencillos y directos, enfocados a mostrar cómo el producto soluciona una o varias necesidades específicas al lector. Es importante apelar a las emociones más que a la lógica.

Elige las especificaciones adecuadas

Papel. La elección del papel es crítica para el éxito del catálogo. La recomendación habitual es imprimir catálogos sobre papel estucado, ya que este tipo de papel permite una mejor reproducción del color. Es la opción que solemos encontrar en el ámbito de los catálogos de productos especializados y en catálogos industriales. En cualquier caso, otro detalle importante a tener en cuenta es asegurarse de que el papel será suficientemente opaco como para no transparentar el contenido entre las caras de cada hoja. Aunque no es una norma, el estucado brillante suele identificarse con productos baratos de gran consumo, mientras que los estucados mate, por el tipo de sensación que transmiten, se asocian más frecuentemente a las gamas superiores de cualquier tipo de producto.

Tintas: Salvo excepciones, el color va a ser la elección correcta. Se trata de que el cliente vea bien tu producto y para ello una buena impresión en color es indispensable.

Impresión y tirada: a la hora de elegir el mejor método de impresión es importante tener en cuenta cuántos ejemplares vas a producir, si vas a personalizar contenidos o no… para tiradas cortas o con personalización la opción adecuada es la impresión digital, para tiradas medias la impresión offset en plano y para tiradas de decenas de miles de ejemplares, el offset rotativo.

impresión de catálogos

Encuadernación: ¿Vas a incluir 15 productos o 5000? Ten en cuenta que más allá de 76 páginas y dependiendo del tipo de papel, el grosor puede ser excesivo para una encuadernación grapada, en ese caso es mejor optar por la encuadernación rústica. Te damos más detalles en este post sobre tipos de encuadernación.

Aparte de la encuadernación, hay otros aspectos del diseño físico del catálogo como objeto que también pueden ir a favor (o no) del éxito de tu catálogo, como por ejemplo:

Las solapas: te permiten extender las cubiertas, por lo que puedes aprovecharlas para enfatizar tu mensaje, presentar imágenes de gran tamaño de los productos que más te interesa promocionar…

Impresión del catálogo en varios formatos: Recuerda que puedes jugar con el formato en función de tus objetivos: por ejemplo puedes imprimir catálogos formato DIN A4 para tu red de distribuidores, e imprimir una versión DIN A5 del mismo catálogo para enviarlo por correo junto a una carta comercial y/o un formulario de pedido a un segmento de tus clientes. (En este caso consigues un ahorro adicional en gastos de correo, al pesar menos el catálogo).

Un mayor retorno de la inversión también puede conseguirse reduciendo costes… este será el tema de futuros artículos pero de momento, quizá te interesen algunos consejos acerca de cómo ahorrar al imprimir catálogos.

Haz un catálogo memorable

¡Sorprende a los destinatarios de tu catálogo!: Aprovecha el tirón del marketing de contenidos y alinea tu catálogo con esta tendencia: considera la posibilidad de publicar un “magalog o revista catálogo, en el que, además de presentar tus productos, ofreces contenidos relacionados con ellos y de interés para los lectores.

Y no nos olvidemos de aprovechar las ventajas que ofrece el papel como soporte de tu mensaje… Si algo distingue al papel de otros medios es que és TÁCTIL. Si dispones de presupuesto suficiente y las expectativas de ventas justifican la inversión, piensa en aportar un toque distintivo a tu catálogo imprimiendo sobre un papel especial por su color o textura. Una acertada elección del papel tendrá una influencia positiva en los destinatarios.

Lo mismo puedes conseguir a través  de acabados especiales, como el UVI selectivo, relieves, dorados, etc. Piensa que hoy en día es posible aplicar acabados espectaculares incluso en tiradas cortas, gracias a las opciones que nos ofrecen las actuales máquinas de impresión offset digital.

catálogo con acabados especiales

Y si de verdad quieres que tu catálogo destaque, decídete a apostar por tecnologías innovadoras: considera incorporar Realidad Aumentada (RA) en tus productos. Hoy en día existen diversas firmas que ofrecen este servicio, entre las que destacamos Layar,  Augment y Blippar.

Personaliza para un mayor impacto

La impresión de dato variable es una tecnología que te permite adaptar el contenido de tu catálogo a las preferencias de tus usuarios. ¡Genial! Pero… para ello tienes que mantener actualizada una base de datos de tu “target”: la clave está en la base de datos y su segmentación, y la tecnología de impresión hace el resto. Hoy en día es posible presentar contenido personalizado a nivel de textos y de imágenes, uno a uno o por segmentos… las posibilidades son realmente amplias.

Con el dato variable aumentará tu tasa de respuesta pero recuerda, sin una buena base de datos no podrás beneficiarte de esta tecnología. Una buena forma de empezar a construir una base de datos de prospectos es lo que te proponemos en el siguiente punto:

Integra tu catálogo con los canales online

Aprovéchate de las sinergias entre canales para aumentar el engagement.

  • No olvides incluir las direcciones a tu web y a tus perfiles sociales en lugares destacados (página interior de la cubierta, contraportada…).
  • Incluye las direcciones de vídeos de tu canal de Youtube que muestren el producto en uso y/o en su entorno.
  • Ten en cuenta que hoy en día los usuarios miran el catálogo offline, se deciden y entonces van a tu tienda online a comprarlo… los tradicionales cupones o códigos de descuento ahora ya no deben ser solamente para las compras físicas, también para las compras online: El 58% de los compradores online buscan ideas en catálogos “físicos”, y el 31% tienen un catálogo físico a mano en el momento de hacer la compra online.
  • Crea páginas web específicas para cada uno de tus productos, y publicítalas sólo en tu catálogo. Las visitas directas a esas páginas (es decir, no a través de buscadores) te darán una idea del interés que el producto ha despertado en los lectores del catálogo.

Ejemplo de sinergia multicanal: juntándolo todo

Incluyes un código de descuento impreso en el catálogo, junto a una URL que lleva a tu cliente a una página sobre este producto en la tienda online.

El cliente efectúa la compra introduciendo el código de descuento.

En el proceso de registro se le pide el email y datos personales (cumpliendo con las leyes de privacidad de datos).

Los datos obtenidos permitirán ir formando una base de datos que podrá ser utilizada para segmentar futuras campañas de impresión y distribución de catálogos mediante la tecnología de impresión de dato variable, de forma que al cliente que compró nuestro producto ya no le llegará un catálogo genérico sino uno con contenido personalizado en función de sus intereses.

Incita a la acción

Las ventas propiciadas por tu catálogo mejorarán si a lo largo del mismo incluyes llamadas a la acción en el texto descriptivo de los productos. Las llamadas a la acción son un viejo recurso utilizado por las firmas de venta directa al por menor pero, realizando la oportuna adaptación, no hay motivo para que este recurso no pueda ser utilizado en un catálogo especializado o industrial

Ejemplos de llamadas a la acción:

  • ¿quieres saber más sobre nuestra gama de productos? ¡Visita: acme.com!
  • Envía el formulario de pedido adjunto y obtendrás un descuento del 5% en cualquier producto.
  • ¡Llámanos ahora al 902 444 44 44 y realiza tu pedido!

Es indispensable incluir una página en la que se expliquen claramente las diferentes formas en que los clientes pueden comprar en tu tienda (teléfono, web, tienda online…) y las diferentes formas de pago admitidas.

Conclusión

Son muchas las ventajas de los catálogos impresos como medio para transmitir tu mensaje. Lo más importante es tener claro el objetivo que se desea conseguir, y alinear todos los pasos de la producción y distribución con este objetivo.

Como resumen, en tu próximo catálogo asegúrate de:

  1. Establecer objetivos específicos
  2. Diseñar, redactar y maquetar de acuerdo a tus objetivos
  3. Elegir especificaciones adecuadas a los objetivos
  4. Introducir un elemento físico que haga destacar el catálogo
  5. Personalizar: utiliza la impresión de dato variable
  6. Integrar el catálogo dentro de una estrategia multicanal
  7. Incitar al lector a actuar: emplea llamadas a la acción

En un próximo artículo hablaremos sobre un aspecto importante pero que hemos obviado en este artículo, y es el de cómo medir los resultados obtenidos por un catálogo impreso.

En Cevagraf imprimimos catálogos desde 1986, podemos ayudarte tanto en la fase de maquetación como en la de producción. Si deseas más información visita nuestra imprenta online o  escríbenos a comercial@cevagraf.coop.

¿Qué otros puntos ves importantes para conseguir que un catálogo impreso “funcione”? ¡Ayúdanos a enriquecer este post, esperamos tus comentarios!

 

 

7 Formas de Mejorar el ROI de un Catálogo Impreso
Valora el contenido