Propiedades del papel – parte 1


Las propiedades del papel: ¿qué papel escojo?

Todos los papeles son únicos y tienen diferentes propiedades que son esenciales para el resultado final del material impreso, como se percibe y la sensación que transmite. Por ello, la elección del papel correcto es muy importante y requiere ciertos conocimientos. Hay que entender las condiciones previas y las propiedades del papel para que la elección sea la correcta.

Papel pasta química y papel pasta mecánica

Ya hemos explicado las dos formas principales de fabricar pasta: el método químico y el método mecánico. El método químico elimina prácticamente todas las sustancias que contienen madera, excepto la celulosa. Por eso el papel que contiene pasta sin fibras de madera, se denomina pasta química. Las propiedades del papel de pasta son una alta resistencia y un buen rendimiento.

Un papel de pasta química puede cumplir con los requisitos de un papel permanente, norma ISO 9706, si se cumplen ciertos parámetros. Los parámetros son el contenido máximo permitido de lignina, una solución alcalina de carbonato clásico y una resistencia lo suficientemente alta.

La producción de pasta mecánica explota la mayor parte del volumen del árbol, lo que significa que a la mezcla de la pasta se añaden otros componentes además de la celulosa pura. Por tanto, papel con fibras de madera se denomina papel pasta mecánica. Entre sus propiedades se incluyen una buena resistencia, gran opacidad y un tacto natural.

[info]La calidad de los papeles que contienen principalmente pasta semi-química (CTMP) cambian la distribución tradicional de la pasta química y de la pasta mecánica porque aprovechan las ventajas de ambos tipos de pasta. Por definición, se suelen denominar papeles de pasta mecánica, aunque son más similares a las calidades de pasta química dependiendo de la función deseada.[/info]

La calidad de los papeles que contienen principalmente pasta semi-química (CTMP) cambian la distribución tradicional de la pasta química y de la pasta mecánica porque aprovechan las ventajas de ambos tipos de pasta. Por definición, se suelen denominar papeles de pasta mecánica, aunque son más similares a las calidades de pasta química dependiendo de la función deseada.

Las definiciones del papel de pasta química y pasta mecánica difieren entre unas normativas y otras, pero las mas comunes establecen que el papel de pasta química consta de hasta un máximo de un 10% de fibras mecánicas. El papel fabricado para satisfacer los requisitos de las diferentes normativas para un papel resistente al paso del tiempo (como la ISO 9706) puede, en principio, no contener fibras mecánicas en absoluto.

Gramaje, espesor y volumen

El gramaje, espesor y volumen son tres comunes e importantes propiedades del papel. Las tres suelen mencionarse a la vez por la sencilla razón de que están unidas matemáticamente. El espesor y el gramaje se definen independientemente uno del otro. En esta sección se define detalladamente cada término.

Gramaje = espesor / volumen
El gramaje es la medida más común del peso de un papel y se indica como el peso por metro cuadrado, por ejemplo 130 g/m2. El concepto es fundamental a la hora de elegir un papel, aunque suele usarse de forma incorrecta para referirse al espesor de un papel, lo que conduce a errores porque el espesor depende en realidad del volumen del papel.

Espesor = gramaje x volumen
El espesor del papel se mide en micras -milésimas de un milímetro- y es la distancia entre las dos superficies del papel. El espesor es, en muchos sentidos, un factor importante a tener en cuenta al elegir el papel, ya que afecta a la rigidez, la estabilidad, el tacto y, por supuesto, el espesor del producto impreso final. Esto es particularmente cierto en los libros, que pueden contener centenares de páginas.

Volumen = espesor / gramaje
Como indica la fórmula, el volumen define la relación entre el espesor del papel y su gramaje. La dimensión hace referencia al volumen o compactibilidad de un papel, que se mide en cm3/g. La definición correcta del volumen es, de hecho, “el valor recíproco de la densidad”, (g/cm3). Estas fórmulas muestran que el volumen es en realidad el espesor dividido por el peso. Sin embargo, cuando el peso y el espesor del papel son ambos por m2, el cálculo dará el mismo resultado.

Un papel con poco volumen es más compacto que el que tiene mayor volumen y contiene menos aire. Un papel de bajo volumen es mas fino y pesado. Mientras que el papel de alto volumen es ligero, tiene más aire y es más grueso.

El volumen es un factor muy importante a la hora de producir libros e influye enormemente en la percepción del resultado final. Si el objetivo es dar la impresión de un libro grueso rico en contenido, deberá utilizarse un papel de alto volumen. Si la idea es que haya mucho texto pero seguir manteniendo el libro fino, un papel de bajo volumen será más apropiado.

El volumen es un factor muy importante a la hora de producir libros e influye enormemente en la percepción del resultado final.

El volumen también puede ser, en muchos casos, una cuestión de ahorro de costes. Por ejemplo, al preparar una campaña por correo y usar un papel con un volumen algo mayor, puede utilizarse un gramaje inferior sin prejuicio del tacto. Esto puede ahorrar mucho dinero en gastos de distribución.

propiedades-del-papel

Hablamos a menudo del rendimiento por m2 y el resultado es que se obtiene un mayor numero de libros impresos, folletos, material publicitario, etc. con el mismo peso del papel, un mejor rendimiento del papel y por tanto de dinero.

[info]Le recomendamos que compare diferentes papeles en función de la imagen y que vea por si mismo que un papel mas voluminoso aumenta considerablemente rigidez. Al comparar un papel no estucado con uno estucado, el estucado es, en general, mas flexible que su equivalente en no estucado y en el mismo gramaje.[/info]

Rugosidad

De algún modo, la superficie de una hoja de papel es como la topografía de un paisaje, con picos, depresiones y otras protuberancias menores. La rugosidad es el termino usado para definir la desviación de un papel de una superficie absolutamente lisa.

La rugosidad se expresa en ml/min, refiriéndose al volumen de aire que pasa entre el papel y la superficie plana de un dispositivo de medición en el transcurso de un minuto. Esta medida se llama valor Bendtsen.

En general, el papel no estucado tiene mayor rugosidad -mas picos y depresiones en la superficie- que el papel estucado. Con el fin de reducir la rugosidad, el papel se comprime y se alisa en una calandra. Esto contribuye a que exista una cierta relación entre el volumen y la rugosidad, ya que un papel liso, comprimido tendrá un menor volumen.

Para conseguir un volumen mayor, la uniformidad de la superficie del papel debe comprometerse hasta cierto punto y hacer que el papel sea más rugoso. Por supuesto esto es importante para el resultado final. En algunos casos, el objetivo es una superficie uniforme y agradable; en otros, el material impreso debe llevar una impresión mas gruesa, mas robusta.

La rugosidad de la superficie también afecta al proceso de impresión, especialmente en papel muy rugoso en el que las irregularidades pueden afectar a los gráficos.

Existen además otras normas con métodos similares para medir la rugosidad de la superficie del papel como Bekk, Sheffield y Parker Print, etc., y al medir el papel estucado, la “suavidad” se define según el valor PPS (Parker Print Smoothness).

Fuente: Volumen Art Workshop – Guía Munken de papel no estucado, de Munken – ©Artic Paper
www.arcticpaper.com