¿Qué es un estándar de impresión? La Norma ISO 12647:2


Un estándar de impresión es la guía que utiliza una imprenta para imprimir los colores de los diseños que le encargan. Cuando mencionamos “El cielo es azul”, todos, sin excepción, pensamos en un azul diferente, porque el color azul, en sí, no es determinado.

Para una imprenta, no saber “qué azul” ha de imprimir, es muy serio. Tan serio que necesita de una guía, una biblioteca de color, para concretar de forma científica los parámetros en que se basa “el color azul” para el cliente con el que trabaja.

Por ello es importante tener un estándar de impresión implantado, para poder transformar de forma correcta todo aquello que se diseña en productos impresos de calidad.

 

Para los clientes de imprenta es importante este asunto, porque les afecta directamente. Desde estas líneas nos reafirmamos en la idea que los diseñadores, los publicistas, los de marketing, y todos aquellos que preparan trabajos para la imprenta, deberían exigir a sus proveedores de imprenta que les especifiquen sobre qué estándar trabajan y hacer las pruebas necesarias para trabajar en un terreno seguro.

Muchas de las problemáticas que suceden en el día a día en este sector provienen precisamente de este concepto. Diálogos tales como:

Cliente
“Este color azul ha quedado demasiado intenso. Yo al fotógrafo le dije claramente que quería un cielo más claro

 

Impresor
Yo sólo he traducido lo que me ha dado el fotógrafo, pregúntele a él qué es lo que ha hecho…

 

Fotógrafo
La imprenta lo ha hecho mal, yo les di la foto con el perfil RGB adecuado, y ellos, al pasarlo a CMYK han aplicado unos parámetros incorrectos

En definitiva, ¿de quién es la culpa?

Es difícil llegar a un acuerdo, pero lo que sí podemos hacer es ser profesionales en la profesión en la que estemos y tratar de entendernos en estos conceptos que nos atañen a todos, siendo el estándar de impresión bien controlado la clave.

¿Qué es la Norma ISO 12647:2?

La norma ISO 12647:2 es el estándar consensuado por los especialistas europeos y que las imprentas pueden implantar en sus maquinarias con cierta facilidad. Con ello obtenemos muchas ventajas:


1 El color ya no es un concepto, es un número. Y su representación en el papel es medible, es susceptible de ser controlado.


2 Los clientes se pueden acoger a la estabilidad de color en sus productos. Pueden estar seguros que si definen un azul en concreto, este podrá ser repetido en sucesivas ocasiones y en diferentes trabajos.


3 Cuando un cliente quiere cambiar de imprenta, si todas imprimen en offset ISO, recibirá siempre el mismo color vaya donde vaya.


En el mercado hay bastantes estándares, y diferentes entre ellos. Cuando llegó la ISO 12647:2 todos ellos de alguna forma se unificaron y hoy en día es difícil encontrar imprentas que no aplican esta Norma habitualmente en sus trabajos.

Para quienes no conozcan esta Norma tan a fondo, sólo deben aplicar en todo aquello que hagan en Photoshop, InDesign, Illustrator, etc…, el perfil de color FOGRA 39 (papeles estucados) o el perfil FOGRA 47 (papeles offset), y con ello se aseguran que el trabajo estará preparado para imprimirse en la Normativa 12647:2.

Podéis leer más información en el siguiente artículo publicado hace unos meses por nosotros: Preguntas frecuentes
¿Qué es un estándar de impresión? La Norma ISO 12647:2
Valora el contenido