Reciclaje del papel: Glosario de términos


A continuación detallamos una serie de conceptos que por su complejidad pueden no haberse entendido en los diversos artículos sobre reciclaje del papel y ecología que estamos publicando en nuestro blog.

ACV – (Análisis del Ciclo de Vida): El análisis del ciclo de vida proporciona un medio eficaz y sistemático para evaluar el impacto medioambiental de un producto, de un servicio o de un procedimiento. El objetivo fundamental es reducir la presión de un producto sobre los recursos y el medioambiente durante todo su ciclo de vida, desde la extracción de materias primas hasta su tratamiento al final de su vida útil (envío al vertedero, incineración, reciclaje, etc.).

AOX: Compuestos organohalogenados absorbibles. Mide la cantidad de compuestos órgano-clorados en los residuos de fabricación. Además, es un indicador indirecto de la cantidad de cloro elemental empleado en el proceso de blanqueo y la cantidad de lignina contenida en la pasta no blanqueada antes de entrar en la planta de blanqueo.

Ciclo de vida: Las fases sucesivas de la vida útil de un producto, desde la extracción/tratamiento de las materias primas hasta la eliminación final.

CO2: Dióxido de carbono. En el proceso de la fabricación de papel, el dióxido de carbono se genera a partir de la combustión de combustibles fósiles durante la producción de la pasta y el papel. El uso de combustibles fósiles aumenta la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera; el dióxido de carbono es el gas que más contribuye al efecto invernadero y, por lo tanto, al indeseado aumento de la temperatura atmosférica.

DQO: Demanda química de oxígeno. Mide la cantidad de materia orgánica oxidable en los residuos de fabricación. Ofrece una medición de los programas de prevención y control del vertido, así como la cantidad de residuos orgánicos vertidos desde la planta de blanqueo.

Gas de efecto invernadero (GEI): Los GEI son gases de origen natural (CO2, CH4, H2O) o asociado a la actividad humana (CFC, CF4, SF6, etc.). El aumento de su concentración en la atmósfera sería la principal causa del fenómeno de calentamiento climático actual.

Huella de carbono: Es la cantidad de gases de efecto invernadero emitidos durante el proceso de creación de un producto o un servicio. (Ver Gas de efecto invernadero)

Lodos de fábricas de papel: Lodos emanados del tratamiento del agua como materia prima y de las aguas residuales. Consisten esencialmente en fibras, partículas finas y materias orgánicas.

N: Nitrógeno. Elemento no metálico que supone casi cuatro quintas partes del aire en volumen y existe en todos los organismos vivos. Es un componente de las proteínas y el ADN.

P: Fósforo. Elemento esencial para todas las células vivas.

Ambos elementos son ampliamente utilizados en fertilizantes y pesticidas: también se producen de forma natural en la madera. Si se vierten al agua cantidades excesivas de ellos, pueden provocar eutrofización y reducir la cantidad de oxigeno en el agua; lo cual en última instancia puede provocar la muerte de muchas especies acuáticas.

NOx: Óxidos de nitrógeno. Son emisiones que se producen cuando se queman combustibles que contienen nitrógeno. En el aire húmedo, los óxidos de nitrógeno pueden formar ácido nítrico, que, a su vez, se precipita como “lluvia ácida”.

Papel reciclado: Papel que contiene un porcentaje definido de fibras de recuperación y que ha sido sometido a un verdadero proceso de recuperación-reciclaje.

Post Consumer Recycled Fibres (PCRF): Una fibra PCRF (Fibra Recuperada Post Consumo) procede de un papel utilizado por el consumidor, recogido, clasificado y reciclado a través de un proceso industrial. 

Sistema de certificación forestal: Sistema de auditorías forestales externas que consideran los aspectos medioambientales de la explotación forestal. Estos son, por ejemplo, el sistema paneuropeo de certificación forestal (PEFC) o la certificación FSC.

Sistema de gestión medioambiental (SGEM): Herramienta de gestión medioambiental implementada por una organización, y que permite, gracias al principio de mejora continua, reducir los impactos sobre el medioambiente.

SO2: Dióxido de azufre. El dióxido de azufre se produce naturalmente en trazas en la atmósfera como resultado de la actividad volcánica y la descomposición biológica. En la industria de la pasta y el papel, el dióxido de azufre se produce por la combustión de aceites y en el proceso de fabricación de pasta química. El dióxido de azufre reacciona con el agua de lluvia formando ácido sulfúrico, uno de los principales componentes de la lluvia ácida.

Tintas vegetales: Estas tintas utilizan aceite vegetal en lugar de aceites de hidrocarburos, que no son fuentes renovables. Estas tintas no contienen disolventes y por tanto no emiten compuestos orgánicos volátiles (COVs) que contribuyen al calentamiento del planeta.

Tratamiento biológico: Es una fase del proceso de depuración de las aguas residuales, en ella se utilizan microorganismos para reducir el nivel de sustancias consumidoras de oxígeno.