,

Revisión de archivos y pruebas antes de imprimir


¿Por qué importa la revisión de archivos y pruebas antes de enviar nuestros originales a la imprenta?

Es importante realizar y revisar diversas pruebas durante todo el proceso de producción gráfica, empezando desde las etapas iniciales. La revisión de archivos y pruebas permiten detectar y corregir los errores en una etapa determinada, antes de pasar a la siguiente, ahorrando tiempo y recursos. Muchas veces se está demasiado ocupado para dedicar tiempo a las pruebas, pero si el trabajo sale mal, se deberá encontrar el tiempo necesario para repetir el proceso.

Durante el proceso de producción gráfica es necesario asegurar, en cada etapa y antes de pasar a la siguiente, que el resultado hasta el momento ha sido el deseado. Para ello pueden utilizarse diversos sistemas de revisión de archivos y pruebas. Por ejemplo, el documento puede previsualizarse en la pantalla del ordenador, imprimirse en impresora, utilizar aplicaciones de preflight, se pueden hacer pruebas analógicas o digitales, e incluso pruebas de prensa en una máquina de impresión.

Durante el transcurso del proyecto se debe revisar el texto, las imágenes y la composición de los originales. Las pruebas láser se usan principalmente para revisar el texto, el diseño y la maquetación de las páginas antes de producir las películas o planchas para la impresión.

Los programas de preflight permiten controlar que el documento está completamente listo para entrar en máquinas. Suele recurrirse a las pruebas analógicas y digitales básicamente antes de comenzar la tirada en la máquina de impresión. En producciones especialmente importantes se puede hacer también una prueba de impresión en la prensa, como última prueba previa a la tirada. Es un procedimiento caro, pero justificado en ciertos casos. También se pueden hacer las pruebas en la prensa cuando se necesita un número elevado de pruebas de cada página.

Todos estos procedimientos de revisión de archivos y pruebas tienen el mismo objetivo: asegurar que cada etapa se realiza como se ha planificado.

Cuanto más tarde se descubre un fallo en el proceso de producción, más tiempo precisa su corrección y más cara ésta resulta.

Por eso es tan importante incluir en la planificación el tiempo necesario para realizar una serie de controles a lo largo de todo el proceso.En este artículo se analizarán diferentes sistemas de revisión de archivos y pruebas, el contenido de las check lists y la confección de pruebas. Para comenzar, revisaremos qué tipo de errores pueden producirse.

Errores frecuentes en el proceso de producción gráfica

Son muchos los errores que pueden producirse durante la preparación de los documentos digitales que se utilizarán en la producción gráfica. Para simplificar, los agruparemos en cinco categorías principales:

1 Fallos estéticos, por ejemplo, errores tipográficos.
2 Fallos causados por las aplicaciones, los controladores o los sistemas operativos.
3 Fallos en el documento causados por descuido, inexperiencia o falta de conocimientos.
4 Fallos causados por errores de impresión.
5 Fallos mecánicos, causados, por ejemplo. por filmadoras mal calibradas.

La realización de pruebas analógicas es la única vía para controlar todos estos tipos de errores, pero como se realiza cuando el proceso de producción está muy avanzado, corregir los errores que se detectan es muy costoso. Por eso, es preferible seguir un plan de controles desde el inicio del proceso gráfico.

Pruebas en pantalla (soft-PROOFS)

Una cuidadosa revisión de texto e imágenes en un monitor de ordenador bien calibrado es una primera forma de corrección, efectiva y barata, para asegurarse de que todo se está desarrollando adecuadamente. En las aplicaciones de edición de imágenes y de autoeditación hay además buenas herramientas destinadas al control de los diferentes parámetros. En la pantalla se puede controlar la tipografía, la colocación de las imágenes, las ilustraciones, los logotipos y los textos.

También se puede controlar la partición de palabras, la alineación, el formato, las cajas de texto, el trapping, los calados, las sobreimpresiones y las sangres. Un experto en producción gráfica puede utilizar una aplicación de edición de imágenes para revisar la correspondencia del color (color matching), la edición de imágenes, la cobertura total de tinta, el UCR/GCR y los ajustes por ganancia de punto.

Una forma muy práctica para crear una prueba en pantalla, que puede mostrarse al cliente y facilitar la corrección del documento, se obtiene generando un fichero PDF desde el documento. Los ficheros PDF pueden enviarse fácilmente vía e-mail al personal que debe revisar el trabajo. Con la aplicación Adobe Acrobat [bajar programa] se pueden añadir notas digitales en el documento, con comentarios para la corrección y ajuste de la prueba. La creación de un fichero PDF desde la aplicación en que se está trabajando también es un buen método para comprobar que el original digital podrá ser ripiado e impreso en película o plancha.

Pruebas de impresora láser

Las pruebas láser son utilizadas, básicamente, para corregir la tipografía, controlar la posición de imágenes, las ilustraciones y los logotipos y revisar los textos (ortografía y contenido). También permiten comprobar la participación de palabras, la alineación, el formato, las cajas de texto y las sangres.

Estas pruebas se hacen en impresoras láser PostScript, en blanco y negro o a color.

Una buena manera de comprobar si el documento está preparado para ser ripiado es hacer una separación de colores, con la impresora láser. Este tipo de salida permite, además, verificar las reservas, las sobreimpresiones y el número de colores que componen el documento. Las imágenes y la exactitud de los colores no pueden revisarse con una prueba láser, dado que la correspondencia entre este tipo de pruebas y el producto final obtenido en la máquina de impresión es insuficiente.

Detalles de producción (preflight)

El término preflight es un préstamo del campo de la aviación, donde se emplea para referirse al control y revisión del avión realizado por el piloto antes del despegue. En producción gráfica se usa este concepto para el control que se hace del original digital de impresión (también llamado arte final digital, digital art work) previamente a su salida a película o a forma de impresión.

En español se usa preferentemente la denominación preflight (o preflighting, o preflight-check), pero también se hace referencia a esta función con los nombres de control, revisión de archivos preliminar, chequeo, prechequeo, verificación, comprobación previa, etc. Para ello se emplean programas de comprobación electrónica que son utilidades específicas de preflight, las cuales -paso a paso- controlan el documento en relación a una serie de parámetros predefinidos.

Teniendo en cuenta que los defectos gráficos son corrientes en los documentos digitales que se entregan para la producción, el preflight es un paso muy importante.

Los fallos que se descubren tan tardíamente como en las salidas de película o de forma de impresión resultan costosas de solucionar; y es aún peor si el fallo se descubre en la prensa. El preflight contribuye a descubrir y corregir los defectos más comunes, reduciendo así los riesgos de costes extraordinarios y de retrasos en la entrega.

Conclusión

Desde nuestra humilde opinión, las imprentas están obligadas a realizar estos tipos de revisión incluidas en el precio que se oferta, pues en muchas ocasiones el problema no se detecta hasta que la imprenta hace el preflight correspondiente.

Hemos de partir de la base que los clientes de imprenta están preparados hasta cierto límite para controlar todo el proceso gráfico, por ello es importante trabajar con imprentas que tienen este servicio incluido, además de tener una comunicación fluida entre ambas partes para que la solución de problemas sea rápida y ágil.

En Cevagraf, el servicio de revisión de archivos está incluido desde siempre. Nosotros nos encargamos en todos nuestros trabajos de verificar y repasar que todo esté correcto para poderse imprimir, y aunque así lo hagamos, también creemos que implicar al diseñador-cliente en esta revisión es importante, porque en este sentido la información nos hace mejores a todos los que participamos en este proceso gráfico.

Para poder implicar mejor y formar con mayor efectividad a nuestros clientes, Cevagraf dispone de un portal web para el preflight de los documentos [ver portal]. Es un portal en la web que ofrecemos a nuestros clientes para que ellos mismos puedan subir sus archivos, hacer el preflight, revisar las pruebas en pantalla y comprobar todo lo que es necesario comprobar antes de la impresión.

Con este portal no queremos “trasladar nuestra faena” al diseñador, al contrario, porque aunque se siga este procedimiento, desde nuestro taller de Pre-impresión, hacemos igualmente una verificación global del producto, por si algo queda “en el tintero”; lo que pretendemos fundamentalmente es formar e implicar a nuestros clientes y dotarles de una herramienta capaz de acortar los tiempos de entrega, porque el portal está abierto las 24 horas del día, 7 días a la semana.

Sólo resta decir que para conocer algo, hay que probarlo.

Revisión de archivos y pruebas antes de imprimir
Valora el contenido