Si quieres que de verdad te lean… ¡imprímelo!


¿Te has dado cuenta de que últimamente no te concentras igual que hace unos meses? ¿Te cuesta leer más de tres páginas de una novela o un ensayo?

No hay duda: eres una víctima más de la fatiga digital.

¡Concentración!

Las pantallas inundan nuestras vidas. Pasamos 10 horas al dia conectados a nuestros dispositivos, nuestra atención es reclamada continuamente, saltando sin descanso de un tema a otro.

Las empresas luchan sin tregua por hacerse un hueco en este “tiempo de pantalla”, de manera que hoy en día vivimos ya en la profetizada Economía de la Atención. El resultado de todo ello es un flujo incesante de estímulos y mensajes comerciales que distraen la lectura de los contenidos en la web y el uso de apps.

Por si eso fuera poco, la  propia naturaleza de la lectura en pantalla tampoco ayuda a centrar la atención: el movimiento continuo del texto (scroll), interrupciones publicitarias, tipografías a menudo inadecuadas y por supuesto los enlaces, que cortan el flujo de la lectura.

¿Y qué nos queda al final del día? Una mente aturdida, incapaz de digerir.

Como consumidores de información, deberíamos reflexionar acerca de nuestros hábitos de lectura en pantalla. El exceso y la dispersión de estímulos no nos hace más sabios, es la profundidad la que lo consigue. El medio impreso facilita la concentración y el aprendizaje en mayor medida que los medios digitales, o por lo menos así lo perciben los lectores, según el resultado que obtuvo Naomi Baron en su estudio sobre preferencias de lectura.

Las empresas que basan su marketing en los contenidos digitales, por su parte, deberían también preguntarse: ¿estamos consiguiendo realmente la atención de nuestro público objetivo? ¿nuestro mensaje, “está llegando” lo suficiente?

Hoy en día la mayor parte de responsables de marketing centran sus esfuerzos en la comunicación digital pero… si lo que buscan es CAPTAR LA ATENCIÓN y que cale su mensaje… los medios digitales NO son la mejor opción. En pantalla el lector “salta” por encima de la información; la experiencia de la lectura en papel, en cambio, facilita que el destinatario del mensaje se concentre: a ello contribuye el ritmo más tranquilo del paso de las páginas, frente al incesante scroll del texto, la maquetación más ordenada del diseño impreso, frente al caos de muchas páginas web y cómo no, la experiencia táctil (e incluso olfativa) del papel, que ninguna pantalla digital puede igualar.

lectura en papel

Es por estas razones por las que hoy en día están cobrando un nuevo auge las piezas de comunicación gráfica impresa, y vamos a verlo con dos ejemplos: los catálogos y el correo directo.

En efecto, los catálogos ya no son una aburrida sucesión de productos y especificaciones: la nueva generación de exitosos catálogos impresos se apoya en las técnicas del marketing de contenidos y se beneficia de las ventajas específicas del papel como soporte comunicativo. Ahí tenemos como ejemplo el catálogo de IKEA o la revista-catálogo Net-a-Porter.

En 2016 lo que hace destacar tu mensaje es… ¡imprimirlo en papel!

Hace unos años el email marketing, directo y barato, parecía que iba a terminar con gran parte de la publicidad impresa. Sin embargo hoy las bandejas de entrada de los consumidores están saturadas, el marketing por email ya no funciona como antes. En 2016 lo que hace destacar tu mensaje es… ¡imprimirlo en papel! Si además ese mensaje puede personalizarse, el resultado es mucho mejor. Y por si fuera poco, recientes estudios demuestran que el mailing postal deja una huella en el cerebro más profunda que el marketing por email.

Actualización Abril 2016: Añadimos al post, por su extraordinario interés, este vídeo producido por la Royal Mail, el equivalente británico de Correos en España. En el vídeo se explican los estudios efectuados a fin de evaluar la eficacia de diferentes soportes publicitarios, digitales y en papel, y los resultados son espectaculares… en favor del papel:

¿Estás de acuerdo en que la comunicación impresa es mejor para tu marketing? ¿Quieres dar a conocer tus piezas gráficas? ¡Utiliza el hashtag #yoamoimprimir en Twitter y compártelas!

Bueno, vamos terminando este post ¡esperamos que hayas mantenido la atención! 😉 .

Más en @YoAmoImprimir

yo-amo-imprimir


Si quieres que de verdad te lean… ¡imprímelo!
Valora el contenido