Tipos de carpetas de presentación


 

El objetivo de este artículo es ayudarte a distinguir entre los diferentes tipos de carpeta de presentación y que puedas reconocer algunos términos utilizados al diseñar y producir este tipo de carpetas. ¡Si lees el post hasta el final, ya no se te pondrá cara de póker cuando tu impresor te pregunte si quieres tu carpeta con encaje y sin lomo!

Primero lo primero: ¿qué es una carpeta de presentación?

La palabra “carpeta” engloba productos gráficos muy diferentes: podemos estar hablando de carpetas de anillas, utilizadas con función de archivador pero a menudo también como contenedores de fichas de producto; también hablamos de carpetas para referirnos a la típica carpeta escolar con separadores, que permite a los/las estudiantes ordenar los apuntes de sus asignaturas… y por fin, existen también las llamadas carpetas de presentación, también conocidas como carpetas folder, cuya función es la de actuar como contenedor de un número no muy grande de hojas. Las empresas suelen utilizar carpetas personalizadas como soporte publicitario incluyendo en el diseño su logo e imagen corporativa. De estas carpetas es de las que vamos a hablar aquí.

Clasificación de las carpetas de presentación

1 Por la forma: troqueladas / no troqueladas

Distinguimos entre carpetas troqueladas y carpetas no troqueladas. Las carpetas troqueladas son las que, abiertas, tienen una forma no rectangular.  Las carpetas no troqueladas también se suelen llamar carpetas dípticas, pues técnicamente es lo que son: un díptico.

Dentro del proceso de producción, el troquel es el elemento que, aplicado sobre el papel o cartulina  de la carpeta, permite recortar la  forma irregular deseada. Tradicionalmente los troqueles se elaboran de forma bastante artesanal: son tablas sobre las que se insertan pequeñas cuchillas y otras piezas de goma y madera que conforman el perfil deseado para la carpeta. Mediante el proceso de troquelado las hojas impresas con el diseño de la carpeta, todavía rectangulares, van pasando una por una por el troquel (montado sobre una troqueladora) y, por presión, se recorta la forma deseada.

Mira en este vídeo cómo se hace un troquel:

 

2 Por el número de solapas

En una carpeta troquelada, las solapas son las partes de la carpeta que se doblan hacia una de las dos hojas y se pegan mediante pequeñas pestañas o se encajan, formándose finalmente una bolsa que permite contener documentos. Dependiendo del tipo de carpeta, cada bolsa puede formarse a partir de una única solapa (carpetas encoladas), o bien a partir de dos solapas (carpetas encajadas). A continuación vemos la diferencia entre unas y otras:

3 Por el sistema de cierre: con encaje / sin encaje / encoladas
Una vez impresas y troqueladas, para que se puedan utilizar como contenedor las carpetas tienen que cerrarse. El cierre puede conseguirse de varias formas:

detalle carpeta con encaje

Carpetas con encaje: se dobla la carpeta deslizándose una o más pestañas en diversos cortes efectuados previamente con el troquel: las pestañas quedan “encajadas”, formándose una bolsa que podrá contener varias hojas de papel.

 

Carpetas sin encaje: Se consigue la forma de bolsa simplemente doblando la carpeta, sin encajar ninguna pestaña. El inconveniente es que las hojas contenidas no quedan tan aseguradas, es más fácil que la carpeta se abra y las hojas caigan.

Carpetas encoladas: El cierre de la carpeta se consigue aplicando pegamento a una o más pestañas que se doblan y pegan formándose una bolsa entre la solapa y uno de los cuerpos principales de la carpeta.

En el caso de las carpetas encoladas, lo habitual es que durante el proceso de producción, cuando todavía están abiertas, se aplique cola en ciertos puntos de la carpeta (pestañas), doblándose a continuación cada carpeta de forma que las pestañas formen una o más solapas. Este proceso de encolado puede realizarse mediante procesos automatizados (lo cual abarata costes) o bien por métodos manuales. Dependiendo de cómo se haya diseñado la forma de la carpeta (el troquel), será posible aplicar encolado automático o no.

En la siguiente imagen os mostramos algunos diseños de troqueles que sí permiten el encolado automático. Digamos que para que una carpeta pueda ser encolada de forma automática, las pestañas deben situarse no en las solapas (que van a ser dobladas) sinó en el cuerpo de la carpeta, y de forma paralela al eje principal de la misma.

carpetas de presentacion troqueles
4 Por el lomo: con / sin lomo

Si queremos que nuestra carpeta pueda contener una gran cantidad de hojas, deberemos escoger un modelo con lomo. El lomo es la estrecha franja que se obtiene al practicar dos hendidos a derecha e izquierda del eje central de la carpeta, y también en las solapas, a fin de que pueda formarse una bolsa con mayor capacidad. En la siguiente imagen podéis ver el detalle de cómo quedan las solapas de una carpeta con lomo (y encaje):

carpeta de presentación con lomo

5 Otros elementos

¿Qué otros elementos podemos encontrar en una carpeta de presentación?

Uñeros: Son pequeños cortes semicirculares que se practican en carpetas sin lomo con la finalidad de permitir grapar las hojas contenidas dentro de la carpeta y al mismo tiempo poder abrir ésta con toda facilidad.

carpeta-unyero-ok

Cortes para tarjeta de visita: Son pequeñas incisiones realizadas normalmente en las solapas y pensadas para poder introducir una tarjeta de visita

detalle carpeta corte para tarjeta de visita

Plastificados: Como su nombre indica se trata de una fina película plástica transparente cuya finalidad es proteger la impresión y/o ofrecer un acabado brillante o mate.

 

Y hasta aquí esta pequeña introducción a la terminología de las carpetas, ¡esperamos vuestras aportaciones!

Tipos de carpetas de presentación
Valora el contenido