,

No te cortes… ¡La tecnología láser permite troquelar lo que quieras!

Aplicaciones del láser de grabado y corte

Autor: Jordi Ortiz i Lombardía
Troquelador con láser en ARTROK, SL (frean26)

Twitter: @frean26

Muchos impresores pasan por la incómoda situación de tener que hacerle notar a un cliente que el troquel que desea para sus impresos es imposible de realizar. Es bastante común que a la hora de plantear una producción gráfica, el diseñador no tenga en cuenta las limitaciones propias de este tipo de acabado: distancias mínimas de corte, ángulos y radios irreproducibles, expulsión del retal, etc.

Pero… ¿realmente es siempre imposible aquella filigrana o aquel detalle troquelado que imaginó el autor del arte final? No. El troquelado con láser permite llegar allí donde el troquel convencional para artes gráficas no puede acceder por limitaciones físicas y mecánicas. La precisión del rayo al cortar el papel impreso supera todas las barreras que impone el fleje metálico de los troqueles planos. Con el láser, la creatividad y la imaginación ya no se dan de bruces contra esos estrechos límites propios de los sistemas tradicionales.

 

Merece mucho la pena estar atentos a la irrupción de esta tecnología aplicada a la industria gráfica, así como seguir la evolución de las posibilidades de negocio que puede abrir a creativos, impresores y troqueladores. Veamos los aspectos más importantes a tener en cuenta en una primera aproximación al tema…

Aplicaciones del láser de grabado y corte

Mediante la modulación de parámetros de velocidad, potencia, frecuencia y desenfoque del rayo, el láser puede reproducir sobre un impreso (u otros materiales) muchas y variadas aplicaciones. Las dos principales categorías de uso son el grabado y el corte.

A mayor velocidad y menor potencia se consigue “erosionar” la superficie del sustrato, de forma que un rasterizado o barrido de una imagen permite reproducirla marcada o grabada sobre cartoncillo, madera, metacrilato… Es un tipo de “impresión sin tinta” en que el color viene definido por el contraste entre el quemado del láser y el color natural del papel o material grabado.

En cambio, a menor velocidad y mayor potencia se consigue el corte de los mismos materiales o el troquelado de impresos y cartones. En este último caso, afinando al máximo los parámetros de trabajo, el láser puede reproducir la mayoría de aplicaciones del troquelado convencional: podemos cortar, hendir, alternar corte-hendido, conseguir taladro y microperforado o incluso medio corte en adhesivos.

Tipos de láser

troquelado láserHay que distinguir entre dos grandes familias de lásers atendiendo a la naturaleza de los materiales con los que pueden trabajar. Por un lado, los sistemas “CO2” son válidos para cortar y grabar materiales orgánicos. Aquí entrarían el papel, cartón, téxtil, madera… pero no los metales, PVC y plásticos en general. Para estas últimas materias, encontramos la otra família de lásers: los denominados “de fibra”. En estos últimos años, algunos fabricantes han desarrollado la tecnología que permite combinar en una misma máquina un sistema CO2 y otro de fibra. Es el caso de Trotec y Epilog.

También hay que distinguir entre lásers en función del tipo de cabezal que usen en la fase de disparo del rayo. Así, podemos encontrar los de cabezal móvil, donde el bus se desplaza sobre el área de trabajo mediante ejes y, por otro lado, las máquinas de cabeza galvanométrica, que utilizan un juego de espejos movidos por unos velocísimos y precisos motores para redireccionar el rayo en X e Y sobre el área de trabajo. Por lo general, el láser de cabezal móvil alcanza spots (sección del rayo) más finos y los sistemas galvo son mucho más veloces.

¿De qué volumen de producción hablamos cuando hablamos de láser?

Las máquinas troqueladoras manuales o automáticas que tradicionalmente se usan en la industria gráfica (minerva, ibérica, tmz, bobst…) alcanzan velocidades y volúmenes de producción impensables para el troquelado láser. Un troquel físico con una pisada troquela de golpe una caja, una carpeta, un folleto…. o un pliego impreso con varias posiciones de la misma pieza. En varias horas puede repetir miles de veces esa pisada y llevar a cabo una producción masiva. En cambio, el láser debe “dibujar” el perfil de troquel sobre el material a cortar cada vez que se dispara el rayo y no puede troquelar gruesos de varias hojas o pliegos a la vez.

ejemplo de troquelado con láser

Obviamente, la tecnología láser no puede competir con estas producciones masivas. Su valor es que permite a sus clientes llevar el acabado de sus impresos a territorios inexplorados por el troquelado convencional, pero además también puede ser una excelente solución de postimpresión para producciones cortas.

El láser es muy oportuno cuando el problema no es tanto la complejidad o el detalle del corte sino el coste de la suma de la fabricación del troquel (molde) más el troquelado, excesivo para una producción pequeña que no requerirá reedición o reutilización del mismo troquel. De este modo, la impresión digital emparenta de forma inmediata con el troquelado láser: ambos comparten una coordenadas muy similares en cuanto a necesidades de volumen y personalización de la producción gráfica.

Esto no quiere decir que haya que encasillar el troquelado láser únicamente como una alternativa para pequeñas producciones. Perfectamente puede ser un complemento en trabajos de cierto volumen donde una parte del troquelado se haga con láser y otra con troquel físico. Por ejemplo, es habitual encontrar carpetas, expositores o displays en los que la estructura general de la pieza o del conjunto se solucionan con troquel plano pero algún detalle interior o elemento de personalización requiere el uso del láser.


Fabricantes y distribuidores de láser de corte y grabado

targeta2En ARTROK, S.L. hace más de veinticinco años que se fabrican troqueles planos para artes gráficas y desde hace una década mantiene la apuesta por la marca frean26, su servicio de troquelado láser. En nuestro caso, la tecnología utilizada es CO2 galvanométrica de la marca italiana OT-LAS. Pero son muchas las opciones de fabricantes y distribuidores de lásers de grabado y corte que podemos encontrar en el mercado español…

Podemos destacar Framun Techno, Laser Project y Gravograph por citar cuatro de los distribuidores más importantes de tecnologia laser -tanto en CO2, fibra y/o galvo- que representan en nuestro país a los fabricantes imprescindibles para adentrarse en este sector llamado a abrirse paso, cada vez más, en las industrias gráficas.

No te cortes… ¡La tecnología láser permite troquelar lo que quieras!
Valora el contenido