Cells at work! Una forma diferente de entender el cuerpo humano

 

 

Si bien es cierto que las historias más consumidas por los jóvenes japoneses son las que derivan de los géneros “shounen” o “shoujo”, existen muchos otros tipos como el “seinen” o el “spokon” cuyo público es completamente diferente.

Es muy inusual que una serie de cómic focalice sus energías en divulgar antes que en vender, pero los mangas en minoría como Cells at Work! (Hataraku Saibou) aún existen. Historias cuya finalidad es enseñar solo se encuentran en mangas de temática histórica a dia de hoy, pero Akane Shizumu consigue hacer entender cómo funciona el cuerpo humano y su sistema inmunológico de una manera divertida y entretenida. Tanto es así que la adaptación animada del manga ha conseguido licencias en Estados Unidos (Aniplex) y en España (Coalise Estudio).

 

 

Cells at Work es un manga cuya trama gira entorno a una Glóbulo Rojo cuya tarea es transportar oxígeno, esta siempre se ve envuelta en desastres (ataques de bacterias) debido a que tiene una mala orientación y por ello, cruza su camino con un Glóbulo Blanco que se encarga de detectar y eliminar las posibles amenazas para el cuerpo.

La adaptación animada consta de varias historias autoconclusivas (exceptuando el arco final) donde se nos presentan varios personajes y sus respectivas funciones en nuestro cuerpo. Unos de los miembros más pequeñitos de nuestro sistema y personajes más populares del elenco son las Plaquetas, quienes se encargan de cerrar heridas una vez el desastre ya ha pasado (entre otras cosas).

Un aspecto interesante y que refleja el estudio detrás del manga es que las plaquetas son representadas como niños pequeños porque sus vidas no duran más de 2 días (tiempo humano).

 

 

Otro personaje interesante y ciertamente popular es la señorita Macrófogo, un tipo de Glóbulo Blanco más poderosa que cuenta con la versatilidad y la experiéncia para enfrentarse a gran variedad de posibles patógenos invasores. Por otra parte también se presenta a la chica Eosinófilo que al contrario que el Macrófogo, es un glóbulo blanco más débil que sólo resulta útil cuando se da la situación adecuada.

Aunque la premisa no pueda parecer muy interesante, la historia se pone muy seria cuando el cuerpo humano empieza a presentar síntomas de cáncer. La vivencia de pequeñas aventuras te hace conectar y empatizar con los personajes en un alto grado cuando llega el arco final.

 

 

La franquicia también cuenta con varios Spin-off donde varían los cuerpos humanos y muchos de ellos cuentan con una salud muy mala o una mala alimentación. Incluso uno de ellos se trata de un bebé de sólo 3 meses de vida.

 

Cells at Work es una manga que te hace reflexionar pese a su estilo de dibujo amigable y alegre. La experiencia de conocer de manera tan cercana a las células que recorren tu organismo es algo completamente diferente e innovador dentro del abanico de posibilidades que nos vende el mercado japonés; sin duda alguna se trata de un soplo de aire fresco dentro de la industria.

Si te ha gustado, comparte ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *