La belleza de: Kimetsu No Yaiba

Es habitual en las obras de fantasía oscura que el móvil de la trama sea el odio, y Kimetsu No Yaiba no es una excepción. La obra de Koyoharu Gotoge utiliza este recurso pero lo hace fluir de una manera un tanto diferente.

Los últimos años de la Shonen Jump han sido extraños e inciertos, debido a la finalización de muchas de sus obras “top” otras propuestas han ido cogiendo el relevo y se han posicionado en los primeros puestos de popularidad.

Las tramas oscuras están de moda, tanto Chainsaw Man como Jujutsu Kaisen acompañan a Kimetsu en este triplete que tiene encantado al público japonés.

 

 

Gotoge se diferencia bastante de su competencia, utiliza recursos que funcionan y los adapta para darles un estilo único. Pese a que su dibujo no es de lo mejor de la revista, consigue enganchar con un “worldbuilding” y un desarrollo de personajes extraordinario. Y es que no es para menos, los personajes realmente se sienten muy humanos.

Kimetsu no Yaiba habla sobre Tanjiro, un joven de buen corazón que vive en la montaña junto con su família. Un día, mientras estaba comprando carbón en un pueblo cercano sus familiares son asesinados y su hermana Nezuko es convertida en demonio. 

Al descubrirlo, Tanjiro emprenderá un largo viaje para convertirse en cazador de demonios y encontrar la forma de devolver a Nezuko su humanidad.

 

 

Conforme avanza la historia, aparecen dos personajes que compartirán muchos momentos con el protagonista: Zenitsu y Inosuke

Zenitsu es un joven muy exagerado y cobarde que oculta (aunque de una forma muy cómica) un gran poder, y Inosuke es un salvaje criado por animales que no conoce el significado de la palabra delicadeza. 

Los 3 son personajes muy diferentes pero que funcionan muy bien juntos, aunque el aspecto interesante de esto es que Gotoge no se limita a a eso, si no que además hace que cada uno de ellos aprenda del resto a medida que la trama se desarrolla. 

 

 

Algo que llama mucho la atención es como se trata el tema del odio, y es que se reflexiona de forma muy profunda pero liviana. Shinobu (el pilar del insecto) es una mujer cuyo tiempo con el odio le ha hecho aceptar que forma parte de vivir, y por tanto decide no exteriorizarlo

Hay una conversación muy interesante entre Tanjiro y Shinobu en la cual se hace esta pregunta: “¿Por qué estás siempre cabreada?”, y es que solo alguien como Tanjiro puede llegar a entender los sentimiento de alguien que pese a que cree haber olvidado el dolor lo lleva siempre puesto en forma de escudo.

Este tipo de desarrollo personal hace únicos a los personajes de Kimetsu No Yaiba. 

 

«La obra de Gotoge coge el shonen habitual y le da un matiz elegante que ha sido la causa de su popularización. Quizá este sea el comienzo de una nueva era para la Jump.»

 

 

 

Si te ha gustado, comparte ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *