Reseña descafeinada: Chainsaw Man 1 de Tatsuki Fujimoto

 

Las grandes obras de la Jump están terminando, desde la finalización de Naruto hasta el último capítulo de The Promised Neverland la revista ha optado por iniciativas nuevas un tanto diferentes. Lo sobrenatural funciona y Chainsaw man lo sabe.

Fujimoto lanza una propuesta muy interesante, y no por su temática sino por la forma de narrar la historia. Jujutsu Kaisen, en cambio, decide optar por adaptarse al formato convencional pese a compartir el género.

 

 

La narrativa de Tatsuki Fujimoto no se centra en lo que se dice sino en cómo se dice, la trama es algo que se va cociendo a fuego lento hasta que te hace darte cuenta del lío en el que estás envuelto. Sus personajes (sobretodo femeninos) son misteriosos y extravagantes, pero nunca simples. Los capítulos avanzan y los protagonistas se desarrollan de maneras inesperadas y sorprendentes.

 

 

La trama gira entorno a la vida de Denji, un joven que vive solo junto con su perro demonio Pochita. Los dos juntos trabajan eliminando demonios para la yakuza a cambio de reducir la deuda que dejó su padre

Un día, Denji es traicionado por la mafia y su cuerpo termina desmembrado, pero Pochita decide convertirse en su corazón para que este pueda seguir luchando por sus sueños. Al despertar, se encuentra con Makima, una mujer que trabaja para el FBI y parece de todo menos buena.

 

 

Algo muy interesante y que suele destacar en los cómics de Fujimoto es la acción. No porque las viñetas sean super dinámicas o espectaculares, sino porque los movimientos pese a ser toscos se entienden a la perfección.

Conforme avanza la historia podremos ver todo el lío en el que se encuentran los personajes de este universo y como la brutalidad de los acontecimientos se eleva hasta la enésima potencia

 

Algunos de los personajes que destacan en este primer tomo son:

 

  • Denji: Denji es el protagonista de la historia. Se trata de un cazador de demonios un poco bobo que se verá atrapado por las inquietantes redes de Makima.

 

  • Pochita: Pochita es la mascota de Denji, se trata de un perro motosierra que termina por convertirse en el corazón del protagonista y el motor de su transformación.

 

  • Makima: Makima es una extraña mujer que trabaja para el FBI, su nivel de influencia es tan alto que no necesita hacer nada para que todo el mundo siga sus órdenes.

 

  • Power: Power es una humana-demonio y futura compañera de Denji en el FBI. Su personalidad es impulsiva y un tanto abstracta.

 

Lo mejor:

 

  • La narrativa no utiliza la fórmula de la revista Shonen Jump y eso la hace más interesante.

 

  • Se trata de una obra original que trata temas poco cocinados en el shonen.

 

  • El desarrollo de los personajes es impresionante, los giros argumentales no te dejarán indiferente.

 

Lo peor:

 

  • En ocasiones el protagonista peca de ciertos clichés y eso genera escenas completamente anticlimáticas.

 

 

 

Si te ha gustado, comparte ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *