Aceptar

Libros en rústica.

¿Necesitas imprimir un libro? Tenemos buenas noticias para ti.

impresion libros, cevagraf imprenta

Servicio Integral

impresion libros, cevagraf imprenta

Agrupa modelos y consigue el mejor precio

impresion libros, cevagraf imprenta

También maquetamos tu libro

impresion libros, cevagraf imprentaimpresion libros, cevagraf imprentaimpresion libros, cevagraf imprentaimpresion libros, cevagraf imprentaimpresion libros, cevagraf imprenta

Imprimir libro en rústica.

En la impresión de libros en rústica contamos con una dilatada experiencia en el sector. La encuadernación en rústica también es conocida como “tapa blanda” o “tapa flexible”, por contraposición a la “tapa dura”. Ello quiere decir que las portadas, aunque sean de un papel de gramaje elevado, no son rígidas (como en la tapa dura), sino que tienen cierta flexibilidad.


Tipos de encuadernación de libros


Para encuadernar un libro podemos escoger entre diferentes tipos de encuadernación.

  • La encuadernación en Rústica cosida consiste en que los pliegos se cosen entre sí y a continuación se encolan a la portada. Está considerada como la encuadernación de más consistencia y de más calidad, ya que el libro puede abrirse sin temor a que se desprendan las hojas.
  • La encuadernación en Fresada ofrece un menor nivel de calidad que la cosida, por cuanto los pliegos se encolan entre sí y a continuación se encolan a la portada. Si se abre el libro y se aprieta en la unión de las hojas, existe el riesgo de que éstas se desprendan. El coste económico es menor que la cosida.
  • La encuadernación en PUR aúna las ventajas de las 2 encuadernaciones precedentes: la calidad y consistencia del libro, por un lado, y la economía de producción, por otro lado. En efecto, a nivel técnico se trata de una encuadernación equiparable a la fresada, pero utiliza una cola mucho más potente que confiere al libro gran consistencia.

Qué encuadernación debo escoger para imprimir libros en rústica


En nuestra tienda online puedes escoger entre la encuadernación en Rústica cosida y la encuadernación en Rústica PUR.

Hemos descartado la Rústica fresada porque ésta es una opción en desuso, ya que a nivel de calidad está siendo claramente superada por la PUR.

Si bien es cierto que la encuadernación en cosida es la que goza de más prestigio, aquilatado éste por su calidad, la tecnología moderna permite que la encuadernación PUR pueda mirar frente a frente a la cosida, sin sufrir menoscabo alguno. A nivel práctico, la calidad resultante de la encuadernación en PUR es tan buena como la cosida... y su coste es notablemente inferior.

Seamos prácticos. Después de más de 7 años de crisis económica, los bolsillos de la mayoría de los ciudadanos “de a pie” se han visto más o menos resentidos, y los presupuestos de las administraciones públicas han sufrido severos recortes. En este contexto, prácticamente todos los sectores han tenido que realizar esfuerzos para, por un lado, reducir precios, y por otro, ofrecer nuevos productos y servicios de planteamiento más práctico y económico. Nos las hemos tenido que ingeniar para adaptarnos a la nueva situación.

Un ejemplo muy claro lo tenemos en el sector de la automoción. Hoy en día podemos adquirir vehículos de gama baja y media a los mismos precios –o incluso más baratos- que hace diez años, y además mejor equipados y con tecnologías más punteras. Los vehículos todoterreno (4x4) también han evolucionado: ha aparecido un nuevo segmento de SUV compactos, más pequeños y baratos que los SUV medianos y grandes, y que están experimentando un buen comportamiento en las ventas. La tendencia predominante es la simplificación y el abaratamiento de costes.


El lomo: elemento peculiar de los libros en rústica


El principal elemento definitorio de un libro en rústica es que tiene lomo.

El lomo es la zona por la cual se practica la encuadernación. A diferencia de la encuadernación en grapa (en la que los pliegos van “encabalgados”, es decir, encartados uno dentro del otro), en la encuadernación en rústica los pliegos van “consecutivos”, es decir, uno a continuación del otro, lo que permite un alto número de páginas. Por ello, en los libros en rústica el lomo es “recto”, y la medida del lomo está en función del gramaje del papel y del número de páginas del libro. Esta característica permite, al diseñar las portadas, maquetar en el lomo algunos elementos tales como el título del libro, el autor y la editorial.


Las solapas: un plus de distinción en los libros en rústica


En nuestra tienda online te ofrecemos la posibilidad de escoger portadas con 1 ó 2 solapas.

¿Qué son las solapas? Son unos apéndices de las portadas que se colocan, respectivamente, a continuación de la portada y a continuación de la contraportada, y que se doblan hacia dentro una vez encuadernado el libro. Imaginemos que tenemos en nuestras manos un libro con solapas; si le arrancamos las portadas y desplegamos éstas, veremos claramente que sigue la siguiente estructura (viendo la cara exterior y observando de izquierda a derecha): a la izquierda tenemos la solapa de contraportada; seguidamente, nos hallamos con la contraportada; a continuación, el lomo; luego, la portada; y finalmente, la solapa de portada.

¿Cuál es la finalidad de las solapas? Añadir información de interés. Es habitual maquetar en las solapas una foto y una breve reseña del autor del libro; los títulos de otros libros del mismo autor o de la misma editorial; una sinopsis del contenido del libro... Es notorio que la presencia de las solapas otorga un plus de distinción a los libros en rústica. El libro dotado de solapas tiene más presencia, transmite mayor sensación de calidad.


Precauciones al diseñar libros en rústica


En las portadas, hay que diseñar éstas de una sola pieza.

Es decir, el formato de la página en nuestro programa de autoedición ha de ser la suma de contraportada, lomo y portada. Por ejemplo, si el formato cerrado de nuestro libro mide 16 x 23 cm., consta de 96 pp. interiores y las portadas se imprimen a 4+4 cuatricromía (por las 2 caras), diseñaremos un archivo compuesto por 2 páginas a formato 32,5 x 23 cm. (16 cm. contraportada + 0,5 cm. lomo + 16 cm. portada). La medida del lomo, en este ejemplo, es arbitraria. El cálculo exacto del lomo lo realizamos nosotros en nuestro departamento de Preimpresión, a partir de una maqueta de tacto en el papel real de los interiores.

Para ello, puedes consultar a nuestro servicio de Atención al cliente y te informaremos de la medida del lomo para tu libro.

Si el libro tiene solapas, hay que añadir 2 mm. a la medida de la portada y de la contraportada.

Siguiendo con el ejemplo anterior, supongamos que las portadas constan de 2 solapas de 8 cm. cada una y que la impresión es a 4+0 cuatricromía (por 1 cara). En tal caso, diseñaremos un archivo compuesto por 1 página a formato 48,9 x 23 cm. (8 cm. solapa + 16,2 cm. contraportada + 0,5 cm. lomo + 16,2 cm. portada + 8 cm. solapa).

A la hora de diseñar los interiores, hemos de tener muy presente que el número de páginas ha de ser múltiplo de 4. Asimismo, es recomendable activar la opción de “páginas enfrentadas” al crear el nuevo documento, puesto que las páginas quedan encaradas como en un libro (página par o izquierda y página impar o derecha). Ello nos facilita la labor al compaginar el libro.

Si en nuestro diseño hay elementos “a sangre”, es necesario definir un área de sangrado de 3 mm., y los elementos que deban hacer “sangres” han de prolongarse 3 mm. más allá del límite de la página.

Por otra parte, aquellos elementos que no hagan “sangres”, no conviene acercarlos demasiado al límite de la página, porque podrían cortarse parcial y accidentalmente a la hora del proceso de encuadernar. Es conveniente reservar un margen de seguridad de 5 mm. alrededor de la página, por todos los lados, sin información útil.

La principal cualidad de un buen libro es su legibilidad. Para ello, hay que respetar 2 aspectos básicos: utilizar una tipografía y un tamaño de letra lo suficientemente legibles; diseñar unos márgenes amplios, sobre todo los interiores (aquellos que están junto al lomo). Cuando estamos leyendo un libro, el propio grosor del lomo hace que no lo podamos “abrir” completamente, como sucede con los productos en grapa o en wire-o. Por ello los márgenes interiores han de ser lo suficientemente “generosos” como para que los textos se lean sin dificultad.

En la impresión de libros en rústica, nosotros somos igualmente prácticos. ¿Por qué pagar más si con una solución técnica estupenda (la encuadernación PUR) puedes ahorrar dinero y obtener la misma calidad? La decisión está en tus manos.

¿Quieres estar al día?
¡Apúntate a nuestro newsletter!

E-mail :
 
Acepto la cláusula de suscripción al newsletter. Ver cláusula
Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros, para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, así como analizar sus hábitos de navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Aceptar Cómo configurar