Reseña descafeinada: Fire Force de Atsushi Ohkubo

Personajes gamberros y poses desenfadadas, la marca personal de Okhubo es fácilmente reconocible. Soul Eater, su primera obra, ya se hizo un hueco entre los grandes marcando la diferencia con un carácter más macarra, en cambio Fire Force relaja un poco la actitud y se centra más en lo conceptual.

 

 

El fuego es el elemento principal entorno al cual gira la trama. Shinra Kusakabe lo pierde todo en un incendio cuando era pequeño, tanto su hermano como su madre son carbonizados por un caso de combustión humana (un fenómeno que transforma a la gente en bestias de fuego). Años más tarde el joven decide alistarse en la Fire Force para poder proteger a la gente de la combustión y saber la verdad sobre el incidente.

 

 

Nada más empezar la historia conocemos a muchos personajes de la brigada, todos destacables tanto para bien como para mal. Os damos cuatro pinceladas de los que nos han parecido más interesantes, abarcando incluso antagonistas.

 

 

  • Shinra Kusakabe: El protagonista, escaso de personalidad para que el lector promedio pueda sentirse identificado.

 

 

  • Tamaki Kotatsu: Su existencia es única y exclusivamente fanservice. Es un personaje que tiene  el mal hábito de tropezar siempre con situaciones “vergonzosas”.

 

 

  • Iris: La contraparte de Tamaki, es la monja de la brigada y actúa siempre de forma educada y amable.

 

 

  • Arthur Boyle: Rival de Shinra en la academia de preparación y uno de los personajes más alocados. Está tan alejado de la realidad que proporciona risas debido a la forma absurda que tiene de entender el mundo.

 

 

  • Princesa Hibana: Antagonista del primer arco, otra pieza de fanservice que parece tendrá un desarrollo más adelante. Es la capitana de la 5a Brigada y está obsesionada con el poder, tras pelear contra Shinra parece tener un cambio en su personalidad.

 

 

El desarrollo de la trama evoluciona como el de otro shonen cualquiera pero cuenta con elementos que lo hacen más interesante. Podríamos decir que se trata de una historia clásica en un momento en el que el mercado está pendiente de otras cosas, eso no quita que sea entretenida. Sabe quién es su público, no arriesga.

 

 

Lo mejor:

 

  • Buena narrativa visual: Las peleas se leen de forma fluida y se entienden muy bien los movimientos.

 

  • Shonen clásico: Si te gustan las historias de superación y amistad con poderes te gustará.

 

  • Diseños distintivos: Pese a que tampoco son innovadores los diseños de Ohkubo siempre han tenido personalidad.

 

Lo peor:

 

  • Fanservice anticlimático: En ocasiones el fanservice corta mucho con el tono de algunos momentos, puede resultar molesto.

 

  • Peca de clichés: La historia es predecible algunas veces y eso puede hacer que pierdas el interés.

 

 

 

Si te ha gustado, comparte ;)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *