Medida din A6

La Medida A6 es un tamaño de papel que se utiliza frecuentemente para imprimir flyers publicitarios por parte de pequeños establecimientos tales como talleres de reparación, inmobiliarias, academias y en general cualquier negocio que desee darse a conocer en su entorno cercano por un precio más que asequible.

¿Qué medida es A6?

El formato A6 mide 105 × 148 mm o 4,10 × 5,80 pulgadas. El sobre de tamaño C6 (114 × 162 mm) es el que mejor se ajusta a la medida de una hoja DIN A6 sin doblar (pensemos por ejemplo en el envío de una felicitación de Navidad).

¿Qué es más grande: A5 ó A6?

El tamaño A6 es uno de los tamaños de papel establecidos en la serie “A” del estándar internacional DIN. Según avanza la numeración en la serie más pequeña es la hoja de papel: en concreto, la superficie de una hoja DIN es justo la mitad de la que le precede en la serie (y el doble de la siguiente).

Por tanto, una hoja A5 es más grande que otra de formato A6, exactamente el doble de grande.

Se puede entender mejor con el siguiente gráfico:

Cómo se obtienen los tamaños DIN

Si doblamos un A5 en dos a lo largo de su lado más corto, tenemos un documento A6. De hecho y como puedes ver en el gráfico, si efectuamos esta misma operación sucesivas veces  a partir de una hoja de un metro cuadrado de 1189 mm x 841 mm (lo que sería un formato A0), obtendremos toda la serie “A” de formatos DIN de papel.

La relación altura / ancho slaterpharmacy.com permanece constante (1: 1,41 o la raíz cuadrada de 2) para todos los tamaños. Las dimensiones siempre se redondean al milímetro más cercano.

Resolución necesaria para imprimir una imagen de tamaño A6

Para generar una imagen correctamente, debe tener una determinada resolución mínima. El número de píxeles depende de la calidad de salida requerida.

A una resolución de 300 ppi (píxeles por pulgada), la imagen debe ser de 1240 x 1748 píxeles. Esta es la resolución ideal requerida para una impresión offset o digital de calidad que se verá desde una distancia corta (como al leer libros o folletos).

Además, debe asegurarse de añadir un sangrado de 3 mm en cada lado para evitar que la impresión final tenga bordes blancos innecesarios. Puedes conseguirlo utilizando InDesign o Photoshop, aunque si utilizas Photoshop tendrás que añadir el sangrado manualmente, ya que de entrada no lo tiene en cuenta en el momento de crear el documento.