Tarjetas Postales: La Emoción Prefiere el Papel


A tod@s nos gusta que se acuerden de nosotr@s, ¿verdad?

Tradicionalmente, el envío de tarjetas postales ha sido una de las maneras en las que hemos transmitido nuestros sentimientos a las personas que importan en nuestras vidas.

Las postales son una forma de mostrar aprecio y de hacer partícipe a nuestro círculo social de los eventos destacados de nuestra vida y la de nuestros seres queridos. Nos referimos no solamente a las tradicionales felicitaciones de Navidad sino a las invitaciones de cumpleaños, las invitaciones de boda y por cualquier otro evento importante de nuestras vidas.

Tarjetas postales

Lamentablemente, en los últimos años se ha ido extendiendo la costumbre de sustituir las postales de Navidad en papel por “postales virtuales” que no son más que archivos de imágenes enviadas por Internet. ¿Es esta una buena forma de mostrar nuestro aprecio y nuestro recuerdo? Creemos que no. De la misma manera que existen los amigos “de verdad” y los amigos de Facebook 😉 existe la comunicación “de verdad” y “la otra”.

¿Cómo es posible que se estén desaprovechando de esta manera las posibilidades comunicativas del papel?

¿Por un tema de coste?

Entre particulares podemos llegar a entenderlo, pero lo que es incomprensible es que las empresas de nuestro país no se sirvan más del papel en su comunicación corporativa, a fin de reforzar la conexión emocional con sus clientes. La Navidad es una excusa perfecta para ello, pero no la única: el Marketing mediante tarjetas postales personalizadas es una técnica efectiva pero infrautilizada, que combinada con la impresión de dato variable ofrece un retorno a la inversión mucho más elevado que cualquier comunicación por vías digitales.

Y es que las ventajas  comunicativas del papel son muchas:

  • Transmite al receptor una sensación de exclusividad inigualable con otros medios.
  • Los mensajes transmitidos en soporte papel captan la atención durante más tiempo y por tanto se recuerdan mucho más que los digitales, y esto es así cada vez más, ya que la comunicación digital es lo que hoy en día hace todo el mundo (así que, si haces lo mismo que los demás, no destacas…).
  • La comunicación mediante papel es multisensorial y completa: puedes jugar no sólo con lo visual, también con el elemento táctil (las texturas del papel) y por qué no, con el olfativo también.

Todo ello hace que la comunicación mediante tarjetas postales impresas sea una excelente manera de transmitir los valores de una marca.

Desde Cevagraf te proponemos redescubrir o descubrir por primera vez todo lo que el papel puede aportar a la comunicación de tu empresa. Por ejemplo, ¿Por qué no empiezas enviando a tus clientes este año tarjetas postales personalizadas como felicitación navideña? Si quieres estar cerca de tus clientes recuerda: la emoción prefiere el papel.

Tarjetas Postales: La Emoción Prefiere el Papel
5 (100%) 1 vote