Correo Directo: Cómo Crear Campañas Exitosas

correo directo

 

Seguimos con la serie de artículos que dedicamos a explicar las ventajas del correo directo como herramienta de marketing. Si quieres ver el post anterior haz click aquí.

La base de datos es vital en toda campaña de correo directo

Todos los expertos coinciden en señalar que el aspecto que más contribuye al éxito de una campaña de correo directo es la calidad de la base de datos: cuanta más información (bien organizada) tengamos acerca de nuestro público objetivo, más posibilidades tendremos de segmentarla según los criterios que nos interese en cada campaña. ¿Cómo pueden obtener las empresas buenas bases de datos?

  • A partir de las relaciones comerciales diarias, alimentando correctamente el CRM en cada interacción significativa con el cliente o cliente potencial
  • Realizando encuestas de satisfacción tras la venta del producto o la realización del servicio
  • Llevando a cabo investigaciones de marketing destinadas a conocer las preferencias de los usuarios.
  • En base a la información que puede extraerse de los seguidores de la empresa en redes sociales.

Una vez disponemos de una base de datos segmentada, el siguiente paso es fijar los objetivos de la campaña y en base a ellos, realizar un filtrado de los datos según los criterios elegidos. Cuanto más afinemos el objetivo, mayor retorno obtendremos.

Optimizar los elementos del correo directo

 El Sobre: Naturalmente es lo primero que se percibe y como elemento del correo directo no cumple solamente la función de contener el resto de elementos, sinó que por sí mismo debe ser un elemento de atracción: es importante que en el sobre figure algun texto o elemento gráfico que despierte el interés del receptor. Lo ideal es que el diseño sea discreto pero intrigante, que sutilmente pueda percibirse que no se trata de una carta “normal”.

 La Carta: Este elemento es sin duda el más importante: aquí es donde deberemos despertar el interés por el producto, servicio o propuesta; no se trata de enumerar las características técnicas o el detalle de nuestra oferta, sinó de llegar emocionalmente al lector: despertar su interés destacando los beneficios que tiene para él la propuesta que estamos haciendo. Es importante destacar estos beneficios en las primeras líneas del mensaje, y recordarlos de nuevo a modo de resumen hacia el final.

El lenguaje utilizado debe ser persuasivo, con frases cortas, lenguaje sencillo pero directo y muy importante, el texto debe incluir una llamada a la acción clara y precisa: tenemos que expresar muy claramente lo que esperamos que haga a continuación el receptor: rellenar y enviar un cupón de respuesta, visitar determinada página web, llamar a un número telefónico, etc.

En cuanto al diseño, es importante que contribuya a enfatizar la sensación de tratarse de una carta personal, y aquí la impresión de dato variable puede ser de gran ayuda: se puede interpelar al receptor por su nombre, incluir imágenes variables o destacar determinadas partes del texto en función de las características del receptor, etc. La utilización de la impresión de dato variable es una técnica que nos ayudará a mejorar bastante las tasas de respuesta a nuestro correo. En nuestra tienda online puedes averiguar fácilmente el coste de las cartas de tu campaña utilizando dato variable (las consideramos como trípticos ya que incluímos el coste del plegado).

 El Folleto o Catálogo: Su función es la de reforzar el contenido de la carta pero desde un punto de vista más objetivo, es decir, aquí se trata de exponer las características objetivas del producto o servicio y con más grado de detalle. En el folleto es donde el lector, al cual se le ha despertado el interés gracias a la carta, confirma que la oferta presentada es adecuada para él. Tras leer el folleto, el lector está preparado para realizar la acción deseada. Si quieres saber el coste de tus folletos haz click aquí, y si quieres adjuntar un catálogo puedes hacerte una idea del precio aquí.

En cuanto al diseño aquí son válidos todos los consejos relativos a la confección de un buen catálogo o un buen tríptico publicitario que hemos visto en anteriores artículos. Simplemente apuntar que, aquí también, la impresión de dato variable, gracias a la personalización de textos e imágenes, juega un papel determinante en la eficacia del folleto.

 El Cupón de respuesta: Es un elemento “obligatorio” en las campañas tradicionales de mailing postal: se trata de que el lector cumplimente unos datos y envíe el cupón, con o sin sobre, a la dirección postal del emisor. Hasta principios de este siglo el cupón y el teléfono eran los únicos canales utilizados para vehicular la respuesta, sin embargo hoy en día es muy común  que la respuesta solicitada consista en escanear un código QR o, más frecuentemente,  visitar una página web. Tanto en el caso del cupón respuesta como en el de la visita a la web, el lector pasará por un formulario que deberá cumplimentar. Si queremos optimizar la eficacia de este último paso es importante que el formulario sea claro, legible y sencillo, que facilite el esfuerzo necesario para cumplimentarlo.